[NOTA DE PRENSA] CONTRA LA PRESA EN EL BERGANTES: SALVEM LO NOSTRE RIU

El SOA-Baixo Aragón se posiciona en contra de la presa en el río Bergantes y llama a manifestarse el próximo sábado 10 de agosto en Aguaviva

El Sindicato Obrero Aragonés-Baixo Aragón se ha posicionado, a través de un comunicado, en contra del proyecto de presa en el río Bergantes. Para el sindicato esta presa supone “un proyecto irracional y alejado de las necesidades reales de la comarca”. Asegura que es un atentado medioambiental, económico y social por la profunda vinculación del pueblo de Aguaviva con el río. El SOA-Baixo Aragón no confía en las motivaciones que llevan a la CHE para construir esta presa, afirma que hay “intereses dañinos para nuestro territorio” y tacha a la Confederación de ser correa de transmisión de intereses privados. El sindicato señala que el conflicto en torno al Bergantes no es un caso aislado y que “por todo Aragón existen conflictos por la gestión del agua”. Por ello el sindicato llama a la movilización, a apoyar a la plataforma El Bergantes no se Toca, al  pueblo de Aguaviva y a participar en la manifestación de este sábado.

Desde el SOA reclaman el valor social del Bergantes con el que tanto aguavivanos como bajoaragoneses en general tienen una profunda vinculación. Construir esa presa sería un “error deleznable” que destruiría la riqueza y protección ecológica de una zona LIC así como, económicamente, “un lastre intolerable” por su impacto negativo en el turismo y la desaparición de varias explotaciones agrícolas, ganaderas y empresas de extracción de áridos lo que, señalan, “solo haría que profundizar el proceso de despoblación”.

Para el sindicato los motivos sobre seguridad que da la CHE para esta presa no son creíbles cuando “en otros proyectos como en el de Yesa siguen, con las obras del recrecimiento, poniendo en peligro la vida de miles de personas”. Además aseguran que hay alternativas y que éstas están contempladas en el Plan Hidrológico del Ebro como es el caso de la construcción de un segundo aliviadero en la presa de Calanda tal y como, señalan, se pedía desde Aguaviva. No obstante el SOA ve en la financiación por parte del Banco Europeo de Inversión la verdadera razón de este proyecto por parte de la CHE que para ella, señalan, supone un “negocio redondo” con un proyecto que consideran inútil. Aseguran que tal y como ha ocurrido en otros muchos proyectos similares los 108,2 millones de euros presupuestados acabarán por triplicarse, razón por la que consideran que “la construcción de una nueva presa no deja de ser nada más que el expolio de recursos públicos por parte de intereses privados”.

El SOA tacha a la Confederación de “órgano antidemocrático” y cree que como instancia supraautonómica “niega la soberanía del pueblo aragonés de sus recursos hídricos”. Para este sindicato el conflicto que ha surgido en torno al Bergantes no es más que otro episodio que se suma a los muchos conflictos “por la soberanía hídrica y de nuestros propios recursos”. Pero señala que “el pueblo aragonés tiene una larga trayectoria en la defensa de su territorio” como ya ha demostrado en los muchos pantanos que inundan el pirineo, con la lucha del PHN y con los actuales  conflictos de Yesa, Mularroya y Biscarrués.

Para conseguir la paralización de la presa de Aguaviva el SOA llama a la “profundización” de la contestación social y a la “concienciación social” como método principal de poner en peligro la financiación europea que, en sus palabras, “reclama el acuerdo de las poblaciones afectadas”. Para conseguirlo este sindicato llama a participar en todas las movilizaciones convocadas por la plataforma El Bergantes no se Toca, especialmente a la de este sábado 10 de agosto. Además propone acciones tales como: concienciar en las poblaciones más grandes de la comarca, a los abundantes bañistas de la etapa estival así como mantener una movilización constante llevándola a la capital y “a la puerta misma de la CHE”. Además señala que es necesario llamar a la confluencia con una gran “mesa comarcal” de todo el Baixo Aragón para defender el Bergantes así como con otros movimientos sociales que ya han trabajado este tipo de conflictos. Asimismo el comunicado llama a usar todos los medios institucionales que se tengan a mano pero con precaución de que estos no supongan un lastre para la respuesta social. 

Comunicado completo en PDF

Nota de prensa en PDF

Anuncios

[COMUNICADO] Contra la presa en el Bergantes: Salvem lo nostre riu

El SOA-Baixo Aragón se posiciona en contra de la presa en el río Bergantes y llama a manifestarse el próximo sábado 10 de agosto en Aguaviva

Poco después de conocer la existencia del aberrante proyecto de la presa de laminación en el rio Bergantes, el pueblo de Aguaviva comenzaba una movilización constante para impedir su realización y advertir a la CHE que en esta comarca las gentes no se van a dejar pisotear por los intereses de quienes controlan una institución antidemocrática como la Confederación. Aquí no queremos la presa, no es necesaria; queremos nuestro río, el de toda la vida, y los parajes que con él siempre han acompañado a nuestro pueblo. Desde el Sindicato Obrero Aragonés en el Baixo Aragón queremos mostrar nuestra total oposición a la construcción de la presa y nuestro apoyo a la Plataforma el Bergantes no se Toca y al pueblo de Aguaviva en general que está sosteniendo sobre sus hombros la responsabilidad de defender el territorio.

Entendemos que esta presa es un error a todos los niveles, supone un proyecto irracional y alejado de las necesidades reales de la comarca. El mayor de los perjuicios de su realización sería el grave impacto ambiental que produciría en una zona declarada LIC (Lugar de Interés Comunitario) para la preservación de su fauna y flora, especialmente en la afección que sufriría la biodiversidad en las hábitats y ecosistemas asociadas al río Bergantes. Además económicamente la presa sería un lastre intolerable para la economía local ya que, por un lado, afectaría al interés turístico de la zona por el impacto paisajístico y de salubridad de la presa y, por otro lado, conllevaría la desaparición de varias explotaciones agrícolas y ganaderas así como de determinadas empresas de extracción de áridos; unos efectos que el pueblo de Aguaviva hoy no puede permitirse y que solo harían que profundizar el proceso de despoblación.

Aguaviva es un pueblo con una gran “cultura de río”, que siente el Bergantes y que hace su vida en torno a él. Pocos pueblos tienen una relación tan profunda y ligada a su río como la tienen los aguavivanos. El río forma parte de su idiosincrasia, de su identidad y de su forma de ver el mundo; su relación con el medio y con el territorio se hace a través de él. Construir esa presa sería mutilar la vivencia que el pueblo tiene por su río y el profundo afecto que siente por él. Y no solo Aguaviva, gran parte de la comarca bajoaragonesa ha estado tradicionalmente vinculada de algún modo al fiero Bergantes lo que hace, si cabe, más deleznable este proyecto. Los argumentos en torno a la seguridad para sacarla adelante no convencen a nadie, no es creíble la preocupación de la CHE sobre seguridad cuando en otros proyectos como en el de Yesa siguen, con las obras del recrecimiento, poniendo en peligro la vida de miles de personas. Tampoco es creíble que la construcción de una presa de las dimensiones estimadas sirva tan solo, en el futuro, para frenar las avenidas y no para acabar embalsando agua.

Según lo expuesto en el último Plan Hidrológico del Ebro, aprobado el 4 de julio de 2013, el proyecto para la presa en el Bergantes supone una inversión de 102,8 millones de euros que vendrían financiados por el Banco Europeo de Inversiones. En este mismo Plan se contempla además la construcción de un nuevo aliviadero para el Pantano de Calanda que era, de hecho, una de las alternativas que desde la Plataforma aguavivana se venía reivindicando para no llevar a cabo la presa. Desde el SOA entendemos que la CHE actúa aquí con mala fe e intereses dañinos para nuestro territorio puesto que contemplando una solución responsable a la cuestión de la seguridad en las avenidas del Guadalope mantiene a su vez la social, económica y medioambientalmente dañina de la presa del Bergantes.
La Confederación no deja de ser un órgano antidemocrático, cuyo funcionamiento es directamente heredero de la dictadura y que actúa como transmisor de los intereses económicos de constructoras (interesadas en grandes proyectos faraónicos como el de Aguaviva). Como órgano supraautonómico la CHE es una institución que niega al pueblo aragonés la soberanía sobre sus propios recursos hídricos y tiene la potestad para cercenar la relación de los habitantes del territorio con sus ríos. En este caso es un hecho evidente que la CHE mantiene un proyecto innecesario como el de Aguaviva porque los fondos para financiarlo provienen de Europa lo que supone de hecho, para quienes manejan la Confederación, un negocio redondo y más aún teniendo en cuenta que los presupuestos para embalses suelen, a la larga, triplicarse o llegar a quintuplicarse como ya hemos visto en otros grandes pantanos. En general la construcción de una nueva presa no deja de ser nada más que el expolio de recursos públicos por parte de intereses privados y para solucionar problemas que tienen otras alternativas como, en este caso, la construcción de un aliviadero en el Pantano de Calanda.

El pueblo aragonés tiene una larga trayectoria en la defensa de su territorio y por la soberanía de sus recursos hídricos. Lo hemos visto durante décadas con las luchas contra el transvase y el PHN o contra pantanos como el de Mularroya, Yesa o Biscarrués además de los centenares que inundan el Pirineo y nuestro territorio. Las batallas no siempre se ganan pero la lucha nunca se abandona; cada uno de estos proyectos innecesarios que atentan contra nuestro territorio tiene sus propias vías de resolución. El del Bergantes no es un caso aislado, por todo Aragón existen conflictos por la gestión del agua y en todos ellos el pueblo lucha por su legítima soberanía. Por todo ello desde el SOA-Baixo Aragón nos oponemos a esta presa y llamamos a participar de toda movilización y a difundir y concienciar en la lucha contra este proyecto. Especialmente queremos apoyar para profundizar la brecha y el rechazo social que produce en la sociedad bajoaragonesa pues una contestación social supondría, probablemente, poner en peligro la financiación de la presa ya que la UE reclama para hacerlo el acuerdo de las poblaciones afectadas. Por ello desde el sindicalismo social de nuestra comarca proponemos acciones como:

  • Concienciar contra este proyecto especialmente en poblaciones grandes como Alcañiz, Calanda, Alcorisa o Andorra donde la CHE puede llevar a cabo en el futuro su campaña de legitimación del proyecto de la presa.
  • Emplear la temporada estival en la que el Bergantes se llena de bañistas para concienciarlos acerca del sinsentido del proyecto, acercándonos a las zonas de baño para recabar su apoyo al rechazo de la presa.
  • Emplear todos los medios legales e institucionales posibles para frenar el proyecto teniendo en cuenta que procesos como el judicial pueden acabar siendo perjudiciales para la contestación social en la medida en que, de perderlos, dejarían una gran deuda inasumible para el movimiento de rechazo como ya ha pasado en la lucha contra otros embalses.
  • Mantener una movilización constante tanto en la comarca como en todo el territorio llevando las reivindicaciones a la puerta de la CHE y a la capital para que la ciudadanía pueda observar lo que desde la Confederación se hace a nuestros ríos.
  • Llamar a la confluencia y a la unidad en una gran mesa por la defensa del Bergantes que implicara en esta lucha a todas las asociaciones, colectivos, organizaciones e instituciones interesados de las comarcas del Baixo Aragón.
  • Profundizar la confluencia, como ya se ha hecho, con el resto de movimientos que en Aragón trabajan al lucha en defensa del territorio, por la soberanía hídrica y contra grandes embalses.

 

Comunicado en PDF

Nota de prensa en PDF

Contra la anulación criminal del cartel de fiestas de Alcañiz

Desde el Sindicato Obrero Aragonés-Baixo Aragón queremos mostrar nuestra disconformidad con la decisión del Gobierno municipal de Alcañiz de anular el cartel ganador de las fiestas de la ciudad. Entendemos que se trata de una decisión totalmente arbitraria que deja ver el poco talante democrático del actual gobierno del Partido Popular cuyo interés está más en favorecer los intereses privados en la construcción del nuevo hospital que en respetar la decisión de la ciudadanía de adoptar ese cartel para las fiestas. Este cartel reivindicativo fue el más votado en un concurso legítimo y abierto cuyos resultados ahora el gobierno de la ciudad se encarga de cercenar.

Pero no lo van a conseguir. El objetivo de dicho cartel era mostrar el rechazo de los trabajadores y trabajadoras alcañizanas a la privatización del futuro hospital y plasmarlo en un cartel que acabaría por conocer toda la ciudadanía y quienes se acercaran a la ciudad para sus fiestas. Han intentado por todos los medios que dicho cartel no se viera, no se publicitara, pero por su mala actuación han conseguido que cumpliera su función principal: mostrar un conflicto que está ahí, entre quienes defienden la sanidad pública y quienes pretenden hacer de ella un negocio privado. Y mientras tanto los actuales «dueños» del ayuntamiento alcañizano no han hecho sino el más grande de los ridículos anulando mediante argucias legales un cartel completamente legitimado. Su incompetencia les pasa factura en cuanto que ahora son, de hecho, el hazmerreír de la sociedad aragonesa en general y todo el mundo sabe ya que su decisión es puramente ideológica y que las excusas que han puesto son irrisorias mentiras.

El gobierno de Alcañiz muestra su cara más autoritaria y su interés por que el rechazo a la financiación privada del hospital no se conozca. Quieren aparentar que «todo está controlado» para seguir adelante con sus suculentos proyectos, por eso deniegan ilegítimamente este cartel y por eso intentan pasar por alto las más de 17.000 firma que la Plataforma en Defensa de los Servicios Públicos del Baixo Aragón entregó. La clase trabajadora de nuestra comarca no quiere seguir pagando los platos rotos de una crisis que no ha generado, no quiere pagar con sus derechos básicos todo el saqueo, la corrupción y el enriquecimiento desmedido de empresarios y banqueros. Por eso está demostrando con este tipo de acciones que ya no respeta las imposiciones de una administración y un gobierno ilegítimos y serviles al poder económico de los adinerados. Es el momento de profundizar en la contraofensiva en la defensa de nuestros derechos y por ello desde el SOA-Baixo Aragón llamamos a que:

– El Ayuntamiento de Alcañiz restituya inmediatamente el cartel ganador del concurso para sus fiestas patronales.

– Pedir la dimisión del Concejal de Festejos del Ayuntamiento de Alcañiz, Ignacio Carbó, por haber censurado el cartel ganador.

– Si finalmente es sustituido por otro la ciudadanía utilice el cartel legítimo frente al impuesto desde el gobierno.

– Mostrar todos el apoyo y solidaridad desde el resto de pueblos de la comarca del Baixo Aragón así como desde los diferentes sectores laborales, especialmente el de la sanidad.

Sindicato Obrero Aragonés – Baixo Aragón 31/07/2013
alca